sábado, 15 de octubre de 2011

La casa feliz de Siouxsie

Susan Janet Ballion es el nombre real de Siouxsie, una de las mujeres más influyentes en el mundo de la música post-punk. Sí, Siouxsie inventó eso que llaman el rock gótico, junto con su banda The Banshees, ella se maquilló hasta el exceso, se vistió de sado-maso, y se puso a cantar canciones que en otra boca habrían parecido ingenuas, pero en la suya rebosaban tenebrosidad, desasosiego. Es el caso de su canción más representativa, Happy House, que empieza pareciendo la apología de un lugar feliz para ir convirtiéndose poco a poco en algo más siniestro, más cerrado, más opresivo (De "Esta es la casa feliz, somos felices aquí, nos divertimos"... pasa a "hay sitio para ti si dices sí, pero si dices no, tendrás que irte", o "es tranquila y segura si cantas lo que te dicen" o es la casa a la que se va "para olvidarse de uno mismo y fingir que todo va bien", por ejemplo). Aquí en España no sabemos en realidad el calado de esta mujer, aclamada, imitada adorada por  grupos tan representativos, y con egos tan prominentes, como U2, The Smiths, The Cure (Robert Smith le debe incluso el peinado, y no lo niega)... y grupos de trip-hop como Tricky o Massive Attack enuncian su deuda sin resquemores. Siouxsie fue muy grande, y con ella y su ejemplo nunca dejo de pensar en lo que generó aquella orgía primigenia de ruidos atroces que fue el primer punk, para dar paso a grupos como Blondie, The Clash, The Police, The Pretenders, The Cure... o Siouxsie and The Banshees.
(Nota: según la tradición irlandesa, los banshees eran unos siniestros espíritus que avisaban a la gente de la inminencia de su  muerte.)

3 comentarios:

Paula dijo...

Una curiosidad: ¿son coetáneas las banshees de los leprechauns ? ( año arriba, año abajo, no sé si se me entiende )

Girlsinleather(pvu) dijo...

He de reconocer que cuando escuché este grupo por primera vez, hará mmm, dos años, no me entusiasmó mucho, pero es de los que se te queda ahi grabado ese ruidillo constante en la cabeza, y aunque no guste, tienes la necesidad de escucharlo otra vez para..¿ah?¿era así de veras el ruido?lo recordaba mal. Y te acabas aficcionando y ya no suena tan mal.Saludo!

miguel otero dijo...

Paula: ni idea. Me figuro que todo viene de hace unos 4000 años, más o menos.