lunes, 12 de septiembre de 2011

Por qué he tardado tanto

Me han recriminado por la calle tardar tanto en volver al blog: que se nota que eres funcionario, vaguete, me dijeron; y profe, por encima, apostillaba otro. Yo hube de explicarles la verdadera razón de haberme ausentado dos meses del ciberespacio. Es esta.

El dos de julio cogí una avioneta, presto a cruzar el Atlántico; previamente había pasado por Decathlon para comprar camisetas, y artículos de deportes que nunca iba a utilizar, pero es que me pasa siempre lo mismo en Decathlon: me ciego, se me queda la boca más abierta que a Heidi, y dejo la tarjeta de crédito tiritando. A lo que iba: cogí la avioneta, y al cabo de unas horas, en medio del océano, caímos en picado. El piloto murió, pero como era automático, me dio poca pena. Yo conseguí llegar nadando a una isla desierta. Solo, aturdido, empecé a preguntarme cómo sobreviviría. Con los días fui aprendiendo a hacer fuego, a pescar, a cocer pan, a arreglar turbinas, a
construir puentes de suspensión e incluso hice mis pinitos con la nanotecnología y la nueva cocina vasca. Sí, sobreviví, pero no tenía con quién hablar, con quién compartir mis momentos.
Un día llegó hasta la orilla arrastrada por la marea una tienda de campaña que me había comprado en Decathlon. La miré con arrobo, y le puse un nombre: Quechua. En realidad ERA su nombre, pero cuando uno está en una isla desierta se pone en plan Dios: tú te llamarás glicinia, tú te llamarás sapo, etcétera. Durante dos meses fue mi interlocutora silenciosa pues le hablaba de fútbol, de la deuda de Grecia, de retórica y gramática. No dormí en ella porque ya me había construido un dúplex con calefacción central y placas solares, y además me parecía poco respetuoso. Y un día pasó un barco y me rescató. Yo dejé a Quechua allí, por si otro náufrago pudiera necesitarla. LLoré, claro, y saqué un pañuelo Guasch del bolsillo al alejarme. Por eso he tardado tanto en volver al blog. ¿Cómo? ¿Que os suena a una película? Qué incrédulos...

3 comentarios:

Paula dijo...

Hola Miguel :
Contenta que estés de vuelta, aún me quedan libros recomendados por tí por leer.

Girlsinleather(pvu) dijo...

Al menos nuestro teacher sigue vivo tras tan exótica odisea

pedro dijo...

Pues yo que soy menos aventurero, confieso que me he enganchado a Juego de Tronos: primero la serie en tv, luego el primer libro y pienso leerme los siguientes. Estoy fascinado. Tambien he visto la primera temporada de Los Soprano, que en verdad es muy buena, y de Breaking Bad.

Por lo demas, ahora raro es el ser humano que en condiciones de relacion con la naturaleza no lleva unos calcetines, camiseta, pantalon, gorro, tienda ... Quechua, y es que esta marca ha hecho mas por la igualdad de las clases sociales que el mismisimo Marx.

Tu peripecia me parece muy cinematografica, tanto que creo que seria un guion magnifico. Eso si lo de la tienda no me acaba de convencer, casi mejor lo cambias, por ejemplo por un balon de futbol.

Hasta siempre Tom (o eres Robinson?)