sábado, 23 de marzo de 2013

Lo Improbable

Acabo de ver una nueva película titulada "Lo improbable"; en ella, lo más milagroso se convierte inesperadamente en realidad. Creo que Bayona, el director de "Lo imposible" ha acusado de plagio al autor de esta película, Michael Hill Littlemice. En "Lo improbable", un gobierno de un país, acuciado por las sospechas de haberse lucrado con una trama corrupta, decide dimitir en pleno y convocar nuevas elecciones (esto no sería tan raro si no fuera porque la película se desarrolla en España); este mismo gobierno, antes de convocar las elecciones, obliga a la Iglesia a financiarse por sí misma, en vez de recibir millones de euros anuales del tesoro público... y los obispos lo aceptan. En otras partes de España, los partidos que han llevado la corrupción al paroxismo dejan de ser votados por sus votantes tradicionales, como castigo a la decepción causada. Mientras tanto, en otro plano narrativo, se elige a un nuevo papa, que decide volver a los orígenes del Cristianismo, es decir, a la pobreza y la caridad con los pobres, y a la resistencia a los poderosos... y los obispos y cardenales del mundo lo aceptan, y renuncian a la pompa y al compadreo con los poderes económicos y los políticos conservadores, pasando a afiliarse masivamente a IU. En la televisión, se produce un giro de timón: las horas de máxima audiencia de la tele estarán ocupadas por espacios como Cine-club, Documentales sobre el Serengeti, sobre etnografía, debates sobre política internacional y nacional, y "Sálvame", "MHYV" y otros pasan a las cinco de la madrugada. Insólitamente, en las ruedas de prensa de los futbolistas quedan abolidas las frases "no hay enemigo pequeño", "el fútbol es así", "hasta que pita el árbitro no es el fin del partido" o "va a ser difícil y complicado" (nadie ha sabido decirme cuál es la diferencia de estas dos palabras, popularizada por Luis Aragonés) y pasarán a responder aludiendo a Cioran, Fichte, Marcuse u otros. El colofón de la película es estremecedor, catártico: Camps no se ríe, el aeropuerto de Castellón funciona, el PSOE crece en las encuestas, el paro se reduce a 200 000 personas, Cristiano está alegre y Messi habla... y se le entiende.
Una gran película, no os la perdáis.

1 comentario:

miguel alonso lois dijo...

Es de este año la película???
No recuerdo verla anunciada.