miércoles, 18 de abril de 2012

Rectificación y consejos

Pedro me ha dado un toque, y debo rectificar: la expresión "estar en Babia" es anterior a los Austria, y viene de cuando los reyes de León iba a ese precioso valle leonés a cazar. Es lo malo de escribir alborotado, irritado y de memoria, que falla.


Por otro lado, no puedo dejar de recomendar dos obras. Una, la película Un dios salvaje, dirigida por Polanski, y ya disponible en videoclubes; esta película es la versión cinematográfica de la homónima, escrita por la dramaturga francesa Yasmina Reza, y no deja piedra sobre piedra en su presentación y análisis demoledores de las falsedades, las hipocresías y el entramado políticamente en el que vivimos, cuando en realidad lo que subyace en nosotros, fuera ese barniz ·cultural", es el dios salvaje que se come a sus víctimas. Sensacionales los actores (Jodie Foster, Christoph Waltz,  John C. Reilly y, soberbia una vez más, Kate Winslet), sensacional la teatralidad de la obra, grabada en un solo espacio, y bienvenida la crudeza de Polanski, que me remite más a aquella salvajada de película, Lunas de hiel, que a sus últimas obras. Imprescindible porque tanto la madre new age e intelectualoide (Foster), como el abogado corrupto (Waltz) como el ferretero  (Reilly) como la broker de buen corazón (Winslet) darán mucho que pensar a cada uno, que con seguridad se verá de un modo u otro reflejado en alguno de ellos. Imperdible, que es algo más que una aguja de seguridad.


 

Otra obra de teatro destaca en las librerías, más que nada porque es la primera que escribe el gran Cormac McCarthy. El Sunset Limited es el título de la pieza, representada en Broadway por dos actorazos como Tommy Lee Jones y Samuel Jackson. La obra es un diálogo entre un personaje negro, exdrogadicto, marginal, que ha encontrado a Dios para dar sentido a su vida, y un blanco, de clase media e intelectual, que intenta suicidarse al no hallar sentido alguno a su existencia. Toda la obra consiste en los argumentos del personaje de raza negra para intentar convencer al blanco de que no se arroje contra el tren del metro, cuyo nombre es Sunset Limited. La crítica hablará con seguridad del universo cruel de McCarthy, pero intentará hallar esa esperanza que dijeron adivinar en otras obras previas del norteamericano (¡por ejemplo, en The Road!). Yo sigo preguntándome dónde han visto tal cosa. El universo de Cormac McCarthy es  pre-bíblico. Los hombres son títeres llevados por la corriente de la naturaleza, de la vida, sin más respuestas, sin muchas más esperanzas ni perspectivas de salvación. Una gran obra, breve e intensa.

3 comentarios:

Pedro dijo...

Nunca me lo he pasado mejor en un teatro como viendo Arte de Y. Reza y con un J. M. Pou realmente fantastico. Sin embargo tengo que decir que Un dios salvaje, version pelicula me aburrio un poco.

De Cormac McCarthy lei La carretera que me parecio buenisima y me sorprendio la version protagonizada por V. Mortensen, tal vez porque no esperaba que pudiese llevar a la pantalla el ritmo que se respira en el libro ni mucho menos los (no) dialogos. Meridiano de sangre me gusto a ratos y me recordo mucho a Sam Peckinpah sobre todo en la ambientacion de sus peliculas.

Yo sigo navegando por la antartida, estot releyendo Atrapados en el hielo sobre la aboratada travesia de E. Shackleton y continuo sorprendiedome de lo que eran capaces estos hombres.

Te tengo en la cola, la literaria por supuesto.

Ah y la proxima semana empieza la segunda temporada de Juego de tronos. Muy buena tambien la de Hijos de la anarquia que pusieron en Divinity, lastima que solo haya sido la primera.

Girlsinleather(pvu) dijo...

Ay Miguel, no pude reirme más con Un Dios Salvaje, aunque se veía venir un final poco diplomático,reí a carcajada limpia. ¡Recupérate de la operación!
Los de última fila, con la ampliación del aforo en las aulas, estamos planteándonos pedir un taxi cuando tengamos que salir a la pizarra, con tanta gente el trayecto debe de ser enorme!

Anónimo dijo...

Gracias, PVU. Y no te preocupes, que seguro que el instituto pagará el taxi a los de la última fila... bueno, eso si vas a a un privado, claro.