miércoles, 14 de marzo de 2012

Amina

Se llamaba Amina. Era marroquí, de Larache, y tenía 16 años. Un salvaje llamado Mustafá la violó un año atrás, a punta de cuchillo, y en vez de llamar a la policía o hacerle pagar algo así al violador, las dos familias, la del violador y la violada, llegaron a un acuerdo contemplado por las leyes islámicas y ratificado por un juez: el violador y la violada se casarían, y vivirían en casa de los padres del violador. Amina intentó rebelarse contra esto, pero no pudo, y más cuando su familia política la maltrataba y denigraba. Amina recurrió a su padre, que le dio la espalda también. Amina eligió el camino más radical, más valiente, más honroso y más terrible: se suicidó para dejar de sufrir, y para que así sufran todos los miserables que formaron parta de este drama, del que no se salva nadie.
  Mientras tanto, sorprendentemente, las acólitas que acuden a los rezos y sermones del imán de Tarrasa, Abdeslam Laaroussi, afirman no sentirse escandalizadas por sus palabras, y lo apoyan incondicionalmente. Bien, este tal Larusi es el que está siendo investigado por la fiscalía porque en uno de sus  sermones estuvo indicando cómo pegar a las mujeres sin dejar huellas. Un tío enrollao, sí señor. Y bravo por sus fieles mujercitas, que les debe gustar eso de que les sacudan con las toallas mojadas. Hay gente para todo.
Y ahora habrá que oír a alguno, a Juan Goytisolo, por ejemplo, afirmando que pese a todo el Islam es más benevolente con las mujeres que la sociedad occidental. Yo solo sé que nada hay más peligroso que una religión monolítica y totalitaria con poder, como fue y es la cristiana (sobre todo la católica), o como es en muchos lugares la musulmana. Ojalá la gente se haga budista, o animista, o celtista, que es una religión que no hace daño a nadie, más que a los fans del Depor.

P.D.: ¿Es que nadie va a hacer nada en Siria? Esto me recuerda horriblemente a la guerra de los Balcanes.

1 comentario:

Girlsinleather(pvu) dijo...

Hola Miguel! Hoy me acordé de un anuncio que vi en el cine de pastillas contra el dolor ajeno, que a su vez me recordó al día que las sorteaste en clase, y como es un anuncio que nunca me cansaria de ver ya que es mejor que casi todos, te dejo el enlace. Es de hace dos años, y además, me encanta porque lo protagoniza Luis de Berlanga, que lo rodó poquito antes de morir, y como eres aficionado al cine pues "mejó". saludos! http://www.youtube.com/watch?v=e4eMDXzGa3Y